La Cuarta Teoría Política (4TPes)

Antena en español para una Cuarta Teoría Política

Entrevista a Alberto Buela

ALBERTO BUELA

por Fernando Garrayo – Me gusta comenzar por los orígenes. ¿Dónde naciste y de dónde procedían tus familias paterna y materna?

Alberto Buela – En la ciudad de Buenos Aires, en el barrio tanguero del arrabal porteño de Parque Patricios, pero a los días de nacer me llevaron al campo en los pagos gauchos de la Magdalena, de modo que me crié como un orillero, mitad en el campo y mitad en la ciudad.

Mis ancestros son todos argentinos de origen español. De los Lamas, que es el apellido de mi madre, sabemos que eran gallegos, pero de los Buela no sabemos nada. En el libro de Fernández Bursaco Apellidos del virreinato del Río de la Plata ya figura pero no dice de la región que es. Tengo un homónimo que se llama Alberto Buela y es el tesorero de la municipalidad de Montevideo en Uruguay y él tampoco sabe nada. Estando en España encontramos Buela en Barcelona, Vasconia, Galicia, en Asturias hay una “Casa Buela”, en Andalucía y varios en León.

Otros estarían tristes por no conocer con precisión sus orígenes pero nosotros estamos satisfechos porque es una prueba más de nuestra tesis que los genuinos pueblos originarios de América no son los aborígenes sino nosotros: los criollos que, como decía Bolivar, no somos ni tan españoles ni tan indios.

F.G. – Eres conocido por tu Teoría del Disenso. Hace poco murió Adolfo Suárez, artífice del Consenso y la Transición. ¿Qué nos puedes comentar de tu teoría como contraposición al Consenso?

A.B. – El disenso es una característica antropológica del hombre en su afirmación de sí mismo, que para existir plenamente como tal debe plantarse ante los otros sabiendo y eligiendo la preferencia de sí mismo. Este primer paso es el del disenso existencial: yo soy esto y pretendo esto otro. Claro está, que tengo que aceptar del otro la misma pretensión.

De modo tal que el disenso llevado a la vida política rompe con el simulacro del falso diálogocreado por el consenso como la demorada negación del otro. El consenso nunca puede ser aplicado como un principio político porque ello nos lleva a la parodia de considerar al otro como si. El consenso debe ser siempre una consecuencia política que nace de la otra versión y visión a lo políticamente establecido que nos brinda el disenso.

F.G. – Háblanos sobre el estado de salud de la cultura disidente en Hispanoamérica (y utilizo el término como tú, incluyendo Brasil): la revista chilena Ciudad de los Césares u otras revistas disidentes en Argentina,…

A.B. – Hoy, a mediados del 2014, el pensamiento disidente en Hispanoamérica perdió la fuerza grupal que tenía en los años 80 y 90 del siglo pasado, pero como contrapartida ganó en penetración capilar en nuestra sociedad. Esto es, encontramos pensamiento y actitud disidente en todos los ámbitos de la actividad.

El agotamiento del discurso progresista facilita la actividad disidente, reclama, en cierta medida, al pensamiento que exprese otra versión y visión de lo dado.

F.G. – Como filósofo argentino, me gustaría saber qué opinas de lo mantenido por el filósofo de la ciencia compatriota tuyo Mario Bunge quien ha estudiado las pseudo ciencias, incluyendo en ellas el Marxismo (materialismo científico) y el psicoanálisis.

A.B. – Bunge no es un filósofo porque carece de pensamiento especulativo sino que es un divulgador científico y como tal su crítica al psicoanálisis como al marxismo está hecha desde la ideología liberal tecnocrática que expresa el pensamiento del imperialismo internacional del dinero. Esto es, una falsa crítica que no supera aquello que critica. Bunge es la mejor expresión del maridaje ideológico del imperialismo entre ciencia y tecnología. Su aparente crítica a esta última es solo un simulacro, que recién inició a sus noventa años. No es serio, filosóficamente hablando.

F.G – Actualmente Dugin y la 4ª Teoría Política están dando mucho que hablar. Estuviste en el I Encuentro Iberoamericano sobre la 4ª TP en Curitiba (Brasil), en noviembre pasado, ¿Qué te pareció aquel encuentro y cómo crees que esta teoría puede tener aplicación en Hispanoamérica?

A.B. – Nosotros tuvimos el honor de participar de dicho congreso donde además me publicaron un libro Hispano-América contra o Ocidente y mis dos estudios introductorios a los libros Para além dos directos humanos de Alain de Benoist y Contra o Ocidente(Rússia contra-ataca) de Alexander Dugin. Asistió el politólogo Leonid Savin vía Internet y varios e interesantes expositores.

Así como en el siglo XX se dieron la primera teoría política con el liberalismo, la segunda con el marxismo, la tercera con el nazismo hoy, a comienzos del siglo XXI, hace su aparición la “cuarta teoría política” que hunde sus raíces en la revolución conservadora alemana del período entre guerras y que tuvo como exponentes, entre otros, a Moeller van der Bruck, Carl Schmitt, los hermanos Jünger, Martín Heidegger, von Solomon, von Papen, Werner Sombart, Stefan George que no se pudo plasmar en una práctica política concreta.

La cuarta teoría política surge luego del fracaso de las tres anteriores. Estas tres teorías políticas se apoyaron en una concepción errada del hombre, la sociedad y la historia pues privilegiaron, respectivamente, al individuo, la clase, el Estado o la raza. Propone Dugin con su Cuarta teoría política fundarla en un nuevo paradigma que no vaya dirigido ni al individuo, ni a la clase ni al Estado o la raza, sino que se dirija al hombre, al ser ahí, al Dasein, concepto trabajado por Heidegger en su obra Ser y Tiempo de 1927.

Esta instrumentación geopolítica del Dasein es una gran originalidad de Alexander Duguin pues muestra que el pensador ruso busca hundir las raíces de su pensamiento en el concepto fundamental del filósofo más significativo del siglo XX, el alemán Martín Heidegger. Quien junto con Carl Schmitt y su teoría de los grandes espacios son los dos autores que más influyen sobre la construcción de la cuarta teoría política.

F.G – Se podría hablar de Perón como representante argentino de la Tercera Posición o incluso como precursor hispanoamericano de la 4ª TP, al unir lo social y lo nacional, yendo más allá de la Patria argentina para vislumbrar una Patria Hispanoamericana no sometida al imperialismo anglo-americano. ¿Qué opinión tienes sobre el General?

A.B. – Efectivamente Juan Perón es el creador de la tercera posición y su representante argentino más genuino.

Existe, en nuestra opinión, una convergencia entre tercera posición y cuarta teoría política y ésta es sobre el verdadero sentido político del ser humano en sociedad, que va más allá del liberalismo y el marxismo para el peronismo, a los que la cuarta teoría agrega el nacional socialismo.

La diferencia está en sus puntos de apoyo teóricos pues, como hemos visto, la cuarta teoría se apoya en los pensadores de la revolución conservadora alemana, mientras que el peronismo lo hace sobre los pensadores nacionales iberoamericanos.

¿Qué opinión tenemos de Perón? Que fue un eficaz conductor de masas populares. Que modificó para siempre la vieja estructura social y política de Argentina, pues nunca más se pudo hacer política aquí sin el peronismo. Que realizó una revolución que quedó inconclusa. Que creó nuevas Instituta politica más allá de las dadas por el sistema liberal burgués y que, en definitiva, nos enseñó que el anglo-yanqui es nuestro enemigo histórico.

F.G. – Recientemente han comparado a Marine Le Pen con Evita por su defensa de los trabajadores nacionales frente a las oligarquías y las finanzas internacionales. ¿Hasta qué punto te parece acertada esta comparación?

A.B. – Me parece acertada y útil para Le Pen, pero aceptemos que son dos mujeres diferentes en cuanto a la preferencia de sus diversos valores existenciales. Por ejemplo, una es tramposa en su relación con los hombres, mientras que la otra tuvo una lealtad y fidelidad ciega a su esposo, Juan Perón.

F.G – Nos gustaría saber tu opinión sobre dos grandes hombres que orbitaron alrededor del peronismo: Jacques de Maheiu, su nacional-comunitarismo y sus teorías arqueo-antropológicas sobre la llegada de pueblos blancos a América antes que Colón, y sobre Norberto Ceresole, gran amigo del MSR, que al comienzo de la revolución bolivariana se vio cautivado y después decepcionado por Chávez.

A.B. – Como nosotros tuvimos el placer de conocerlos extensamente a ambos podríamos hablar largo sobre ellos pero limitándonos a la brevedad de un reportaje decimos: que J. de Maheiu, que era un pseudónimo para alguien venido de la persecución gaullista, se subió al peronismo desde su previa formación corporativa y filo fascista. Sus trabajos antropológicos como vos decís estuvieron dirigidos a probar la llegada del hombre blanco antes de Colón el embustero, como él lo llamaba. Y es cierto que así sucedió pues los vikingos llegaron a las playas de Panuco en México en el verano del 967, pero la diferencia estriba en que los vikingos “hallaron América” mientras que Colón “descubrió América”. La diferencia es sustancial. El simple hallar se cierra sobre sí mismo, es toparse con algo sin hacerse cargo de lo que es. Descubrir es develar lo que tal cosa es. Es un acto esencialmente histórico en tanto que el mero hallar es ahistórico. Y el descubrimiento de América fue hecho de una vez y para siempre por la conciencia española. El término descobrir significaba en el siglo XV significaba: develar, correr el velo, explorar, implicaba la voluntad de hacer algo patente y eso solo lo pudo hacer una conciencia crítica de lo que estaba haciendo. Antes del descubrimiento español América era un continente mudo donde los vikingos no hicieron más que acampar pues la intencionalidad de su conciencia no fue “a tentar e descobrir las Indias” como escribe Colón. La tesis de de Mahieu se suma, a pesar de él, a las visiones que menoscaban los méritos de España en el descubrimiento de América.

En cuanto a Norberto Ceresole fue un sociólogo de formación marxista que recién en el atardecer de su vida, siendo ya un hombre grande, descubrió el sionismo y a partir de allí giró 180 grados el sentido de su pensamiento y se transformó en un furibundo antisionista. Cuando en sus últimos años regresó a Buenos Aires para cuidar a su padre enfermo, paradójicamente falleció primero él, tuvimos ocasión de tratarlo asiduamente y presentarlo en algunos gremios, pero su prédica no coincidía con las necesidades que tenían los sindicatos. Murió desencantado con Chávez por su expulsión destemplada de Venezuela de la noche a la mañana.

F.G. – ¿Existe aun un peronismo de tercera posición, que defienda un Socialismo Nacional, como el que proclamaba el bello himno montonero? ¿Hay que reinventar el justicialismo?

A.B. – Sí, claro. El gobierno sucesivo del matrimonio Kirchner donde se han ubicado los montoneros sobrevivientes de los 70. El grupo de militantes jóvenes de La Cámpora. Los sindicalistas del MTA (movimiento de trabajadores argentinos). Los piqueteros, militantes subsidiados por el gobierno. En fin, la fracción del peronismo que está hace diez años en el poder sostiene un socialismo nacional. Claro está, que una cosa es sostenerlo de boca, declamándolo y otra, muy distinta es llevarlo a la práctica: cosa que no se ha hecho.

El justicialismo como hemos afirmado antes es una revolución inconclusa de modo tal que pensamos que lo mejor sería terminarla antes de reinventarlo.

El peronismo cuestiona antes que nada el sistema de representación política de la democracia liberal burguesa. Hubo constituciones provinciales como las del Chaco, La Pampa y Misiones que anularon el monopolio de la representación que ostentan los partidos políticos para compartirla con las organizaciones sociales. En esto intervino directamente el eminente constitucionalista serbio Jova Djordjevich [1] quien viajó a nuestro país en 1950 junto con Takel Rusel, dirigente de la CGT yugoslava.

Tanto la propaganda liberal como la marxista que vincula el peronismo al fascismo oculta e ignora estos datos fundamentales. Nosotros hemos escrito varios libros sobre el tema que, además, están gratis en Internet.

F.G. – España y Argentina comparten un colonialismo económico, con sede en la City y en Wall Street, y territorial (Gibraltar y Malvinas) por parte del imperialismo capitalista “anglosajón”. ¿Qué te parece la participación de fuerzas militares españolas junto a las estadounidenses y británicas en misiones internacionales?

A.B. – Un desatino, que como dice Aristóteles nace de la combinación de poder e ignorancia. “la falta de educación (en este caso histórica y filosófica) combinada con el poder engendra el desatino”.

Hemos dicho que el enemigo histórico de Hispanoamérica es el anglo sajón. Yanquis e ingleses se dan la mano y se suceden en la voluntad de dominio sobre la América española. Inglaterra sigue ocupando con poder político, después de doscientos años Belice, Malvinas, Guyana e islas del mar Caribe. No hay comité de descolonización que valga. Mientras los pueblos hispanos no se unan formando una formidable masa crítica de 800 millones de hombres, como somos hoy, bajo casi la misma lengua (español y portugués) Inglaterra no dejará nada de lo que actualmente usurpa. Acá no hay vuelta de hoja, o constituimos en Suramérica un gran espacio autocentrado que doblegue por la persuasión, apoyada en la fuerza de la cantidad, la voluntad inglesa o todo seguirá como hasta ahora.

F.G. – Para ir acabando, en pocas palabras, tu opinión sobre el separatismo catalán y vasco.

A.B. – El separatismo catalán y vasco es como el cuento de la Buena Pipa que se reitera y se reitera constantemente pero que no llega a ningún fin.

Para nosotros, una nación que se constituyó como un crisol de razas, por un reduccionismo nacido de la necesidad de la premura del diario vivir, los catalanes y los vascos son “gallegos”, los sicilianos, los genoveses y todos los otros italianos “tanos”, los judíos son “rusos” y los árabes son “turcos”. De modo tal que es algo que nos resulta un poco bizarre, para decirlo elegantemente.

Entendemos que cada pueblo tiene el derecho de hablar la lengua que le pertenece y si quiere su independencia que la busque. Pero en el caso de Cataluña y Vasconia nos parece que forman parte de un todo mayor que es España y que su independencia iría en desmedro de los tres.

Existen en la actualidad ingenierías políticas como las repúblicas federales, tal el caso nuestro o del Brasil, donde los Estados provinciales delegan en el Estado nacional la representación exterior y la defensa, mientras que ellos se reservan la autonomía de sus decisiones políticas, sus usos y costumbres. Sería un desatino, volvemos al concepto anterior, que Cataluña o Vasconia pretendan ser Estados Nacionales diferentes de España. Eso es falta de educación (no conocer la historia, la filosofía y la política) combinada con el poder. Otra cosa muy distinta es que reclamen autonomía para sus manejos internos como sucede con los Estados provinciales en las repúblicas federales.

F.G. – El 25 de mayo tenemos elecciones al Parlamento europeo. Si tú, como descendiente de españoles, pudieras votar, ¿a qué candidato votarías?

A.B. – No conozco mucho el tema pero estoy enterado que va como candidato mi amigo y compañero Juan Antonio LLopart y lo votaría a él, pues se trata de un luchador político y cultural de primera línea. Honesto, trabajador, patriota, con una visión clara del gran espacio europeo y de la significación de Europa. Y al mismo tiempo con una comprensión acabada de sus problemas más agudos.

Juan Antonio, además de ser un editor valiente ante lo políticamente correcto y ante la policía del pensamiento ha dado testimonio con su vida y sus propios bienes de la lucha en favor del bien común general del pueblo español y europeo.

Muchas gracias por su atención en contestarnos

14/05/2014

[1] Es autor del libro Yugoslavia: democracia socialista, México. Bs.As., FCE, 1961

Fuente: Tribuna de Europa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 24/05/2014 por en 4TP, Alberto Buela, Autores, Entrevistas, Reflexiones.
A %d blogueros les gusta esto: