La Cuarta Teoría Política (4TPes)

Antena en español para una Cuarta Teoría Política

Gábor Vona (presidente de Jobbik): La lucha real es entre comunidades que tratan de preservar sus tradiciones y el liberalismo global

GABOR VONA JOBBIK

[Aecio] El líder del partido nacionalista húngaro Jobbik, Gábor Vona, provocó gran polémica durante una gira política en varias universidades de Turquía. En esta entrevista realizada tras finalizar su última conferencia, Vona recapitula su experiencia en Turquía y su importancia como posible aliado, además de su opinión sobre la reacción que los partidos europeos nacionalistas y los de ultraderecha han tenido sobre sus declaraciones.

Durante su viaje en Turquía, usted realizó conferencias en varias universidades. ¿Estableció contactos con actores políticos y económicos?

Realicé conferencias en cuatro universidades turcas, y tuve una recepción casi inimaginablemente positiva. Por supuesto, no fue sólo por mí, sino para Jobbik y para toda la nación húngara. Incluso el auditorio estaba completamente ocupado en mis conferencias que muchas personas simplemente no podían entrar. Naturalmente también conocí a actores políticos y económicos durante mi viaje. Por ejemplo, los líderes de 25 Organizaciones No Gubernamentales de Estambul organizaron una cena ceremonial en mi honor una noche. Tal vez el efecto de este viaje y mi recepción se demuestra mejor por el hecho de que fui reconocido por varias personas en las calles de Estambul, una ciudad con una población de 20 millones. Incluso un jugador de fútbol turco se acercó a mí y me abrazó en la estación de metro. Viajar como un hermano y no como un enemigo significaba mucho para ellos.

¿Por qué Turquía es tan importante?

He hablado acerca de la importancia estratégica de Turquía por años. Es un país con una población de 80 millones que cuenta el segundo mayor ejército de la OTAN y su desarrollo económico em los últimos 10 años sólo se puede comparar a la de China. Su influencia política y económica afecta a todo el mundo musulmán, especialmente Asia Central. Por no hablar de que fue el Estado que envió barcos con ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. Así que es una suposición segura decir que Turquía es una gran potencia, y es cada vez más y más fuerte.

Los turcos – a pesar de nuestras luchas y enfrentamientos en el pasado – nos estiman. Recordando nuestras luchas, dicen que fue una pelea muy dura. Hay un proverbio turco: Usted no sabe lo que significa pelear hasta que haya luchado contra un húngaro. Hay un gran camino en el centro de Estambul que se llama el camino de los hermanos húngaros. En la escuela, enseñan a sus hijos que los húngaros y turcos son parientes. Un gran número de personas participan en el Kurultaj con gran entusiasmo. Teniendo en cuenta lo anterior, la política exterior húngara cometería un grave error si permitimos que esta relación se deteriore en un momento en que nos faltan aliados internacionales.

¿Hungría se beneficiará directamente de la visita del presidente de Jobbik a Turquía?

Sí, lo hará.

¿Cuáles serán los beneficios?

Si un país de este tamaño se interesa cada vez más en nosotros, incluso si nos consideran amigos y hermanos, será un gran beneficio en sí mismo. Esto puede tener un sinnúmero de frutos económicos, políticos y culturales. Estoy trabajando muy duro para lograrlo. Muchos escépticos se verán muy sorprendidos

En sus conferencias habló la cooperación turánica así como del Islam, que en sus palabras es el último rayo de luz de la humanidad en la oscuridad de la globalización. ¿Qué quiso decir con eso?

Lo mencioné en un artículo del 2010. Dije entonces que la distinción real no es entre diferentes religiones, países o culturas, sino entre las comunidades que tratan de preservar sus tradiciones y el liberalismo global anti-tradicional. Si mira de cerca, puede ver que es el mundo musulmán quien puede resistir mejor el orden mundial unipolar dominado por Estados Unidos. Ellos tienen un montón de problemas, innumerables fenómenos preocupantes, como la evolución imprevisible de los acontecimientos en el mundo árabe. Sin embargo, comparándolo con la civilización cristiana en nuestra región, puede ver que los países musulmanes son mucho menos dependientes.

¿Significa esto que los húngaros deben aliarse con los países musulmanes?

Hay que aliarse con los que luchan por un orden mundial justo. Esto puede ser un país, una comunidad y podrían ser cristianos, musulmanes o budistas. El punto es que no deben ser siervos del liberalismo global. Hungría ahora nombra como aliados a los países que han destruido nuestra economía, explotan nuestra mano de obra barata, nos quitaron nuestros mercados y nos alimentan con sus propios productos, obligándonos a guerras sin sentido por completo, pisando en nuestras tradiciones nacionales, etiquetándonos como racistas todo el tiempo y no nos respetan en absoluto. ¿Es esto bueno para nosotros? Pregunto.

Sin embargo, ¿no es extraño que el presidente católico romano de un partido que defiende los valores cristianos en un país cristiano haga declaraciones pro-Islam?

Lo es. Sobre todo si son mal interpretadas. Mi declaración no significa que yo abogo por el Islam a expensas del cristianismo. Lo que dije es que es la civilización islámica quien protege su propia tradición con más fuerza que como lo hace el cristianismo. Y eso es un hecho. Desearía que las iglesias cristianas fueran más valientes y eficientes en la protección de las tradiciones nacionales, me gustaría que clara y explícitamente condenaran la contaminación mental e intelectual derramada en nosotros por el liberalismo.

Como católico romano, he señalado en varias ocasiones que la iglesia no debe contentarse con ser sólo una institución social y dejar que la mentira ejerza sus efectos destructivos. Deberían llevar a cabo una lucha ideológica también. Así que no estaba hablando en contra del cristianismo, estaba hablando por él.

¿Qué significa el cristianismo para Jobbik y para usted?

Jobbik es un partido político que se define así mismo sobre la base de los valores cristianos. La relación con Dios es por supuesto una cuestión personal. Siendo europeo y húngaro, para mí el cristianismo se refiere a los valores humanos universales que son comunes en todas las grandes religiones. Por lo tanto considero que el diálogo inter-religioso que es muy importante. A nivel nacional, esto significa ecumenismo, al tiempo que significa la cooperación de las religiones en una escala global. El papel de la alianza Turánica puede ser ejemplar en este sentido, ya que hay naciones Turánicas cristianas, musulmanas y budistas, así como aquellas con otras religiones.

No sé si se dio cuenta de que el presidente de Jobbik, un partido considerado agresivo y xenófobo, está hablando del diálogo entre culturas y religiones. No creo que esta entrevista vaya a llegar a la primera página de atv.hu, el sitio de un canal húngaro liberal. No se ajusta a sus prejuicios sobre nosotros. Somos nosotros los que estamos realmente estereotipados.

¿No teme que estas declaraciones bloquearán una posible cooperación con los partidos nacionalista radicales de Europa occidental?

Aquellos que sufren de los problemas causados ​​por la inmigración en Austria o Francia, les será muy difícil mirar al Islam como un aliado en la lucha contra la globalización liberal. Entiendo su enojo. Sin embargo, también tienen que entender que no pueden juzgar a una comunidad de 1.5 millones de personas basado en el comportamiento de los inmigrantes en su país.

Del mismo modo, mi punto de vista sobre el Islam no significa que Europa debe convertirse en musulmán ni tampoco quiere decir que apoyo la inmigración. De hecho, a menudo enfatizo que aprecio a todas las naciones y culturas, y me encantaría aprender más sobre ellos – en sus propios países.

¿Cuál es su opinión sobre los extremistas musulmanes?

El extremismo es relativo, obviamente. Nosotros, miembros de Jobbik, lo conocemos muy bien ya que estamos regularmente etiquetados como extremistas por los medios liberales. Por supuesto, condeno el terrorismo al igual que las guerras invasoras que marchan bajo la bandera pretenciosa de la lucha antiterrorista. Creo que esta es la práctica más espantosa que hay actualmente en el mundo.

Fuente: Disidencia

Anuncios

2 comentarios el “Gábor Vona (presidente de Jobbik): La lucha real es entre comunidades que tratan de preservar sus tradiciones y el liberalismo global

  1. Pingback: Gábor Vona (presidente de Jobbik): La lucha real es entre comunidades que tratan de preservar sus tradiciones y el liberalismo global |

  2. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20/11/2013 por en Autores, Cristianismo, Eurasianismo, Gábor Vona, Geopolítica, Globalización/Mundialismo, Islam.
A %d blogueros les gusta esto: